10.2 C
Buenos Aires
InicioDeportesFaith Kipyegon no afloja con su racha asombrosa: ahora pulverizó el récord...

Faith Kipyegon no afloja con su racha asombrosa: ahora pulverizó el récord mundial de la milla

La temporada mágica de la atleta keniata Faith Kipyegon, quien está reescribiendo la historia de las pruebas de mediofondo, se extendió este viernes 21 de julio en el estadio Louis II, en Montecarlo, donde pulverizó el récord mundial de la milla (1.609,4 metros).

Durante el clásico meeting Herculis por la Diamond League, la última de las grandes citas previas al Mundial de Budapest, Kipyegon cubrió la distancia en 4m07s64. El récord anterior estaba en poder de una de sus grandes rivales, Sifan Hassan (Países Bajos), quien había logrado 4m12s33 en este mismo escenario el 12 de julio de 2019.

Después de que las “liebres”, la estadounidense Kristie Schoffield y la ugandesa Winnie Nantondo, marcaran un ritmo de 1m01s76 en los 400 metros y 2m04s10 en los 800, Kipyegon ejerció el liderazgo y se proyectó a su nueva plusmarca y a un amplio triunfo.

El segundo puesto fue para la irlandesa Ciara Mageean con 4m14s58 y tercera llegó la etíope Freweyni Haku con 4m14s79.

La mágica racha de Kipyegon había comenzado en Florencia, el 2 de junio, cuando se convirtió en la primera mujer en correr los 1.500 metros -su distancia favorita, en la que es bicampeona mundial y olímpica– en menos de 3m50: quebró esa barrera con 3m49s11. El récord anterior era de 3m50s07 de la etíope Genzebe Dibaba desde 2015, en Montecarlo.

“Todavía lo mejor está por venir”, aseguró Kipyegon, Foto AFP

“Todavía lo mejor está por venir”, aseguró Kipyegon, Foto AFP
“Todavía lo mejor está por venir”, aseguró Kipyegon, cuyo entrenador desde 2017 es Patrick Sang, el mismo que llevó a la gloria en maratón a su compatriota Eliud Kipchoge.

“Dije que quería correr una carrera hermosa y ver qué era posible. Y esto fue posible. Todavía estoy trabajando para correr más rápido que 3m49. Hoy estoy muy agradecida y todavía me dirijo hacia hermosas carreras en el resto de la temporada», agregó.

Y así ocurrió, ya que exactamente una semana después en París batió el récord mundial de los 5.000 metros con 14m05s20.

En Montecarlo continuó la racha. Y Budapest la espera como una de las estrellas del Mundial, seguramente concentrada para los 1.500, aunque tal vez decida intentar el doblete con los 5.000.

Hija de campesinos y madre de una niña

Faith Kipyegon posa con su récord mundial en la milla. Foto AFP

Faith Kipyegon posa con su récord mundial en la milla. Foto AFP
Kipyegon nació el 10 de enero de 1994 en Bornet y es la octava de los nueve hijos de una familia de campesinos en el famoso Valle del Rift, la gran cantera del atletismo keniata, convertido en potencia desde hace seis décadas.

Durante su infancia y período escolar, jugaba  al fútbol, pero fue también en la escuela donde una profesora le vio sus condiciones atléticas. Tanto su padre Samuel como su hermana mayor Beatrice eran corredores.

Su debut internacional se concretó en una de las disciplinas tradicionales de los keniatas, el cross country. En 2010, con apenas 16 años quedó cuarta en la categoría juvenil (Sub 20) del Mundial de Bydgoszcz, Polonia.

Pero en la temporada siguiente conquistó ese título en Punta Umbria y unos meses más tarde fue campeona mundial Sub 18 de los 1.500 metros en pista, en Lille, marcando 4m09s48.”Era mi primera carrera de pista en Europa y no esperaba ganarla. Pero cuando lo hice me dio mucha confianza”, recordó.

En 2012, todavía junior, ganó el Mundial de esa categoría en Barcelona y consiguió una plaza en el equipo olímpico para los Juegos de Londres, donde terminó sexta en su serie.

Aún le quedaba terreno entre las juveniles (volvió a ganar el Mundial Sub 20 de cross) y comenzó a correr en los 1.500 metros por debajo de los 4 minutos y llegó sexta en su debut en los Mundiales de mayores, en Moscú. Dos años más tarde, en el Mundial de Beijing, fue subcampeona, detrás de Dibaba.

Su progresión en marcas y en resultados era incontenible y así se consagró campeona olímpica de los 1.500 metros en Río de Janeiro 2016 y campeona mundial en Londres 2017.

Faith Kipyegon fue campeona olímpica de los 1.500 metros en Río 2016. Foto Reuters

Faith Kipyegon fue campeona olímpica de los 1.500 metros en Río 2016. Foto Reuters
A fines de ese año, junto a su esposo Timothy Kitum –bronce olímpico de los 800 metros en 2012- decidieron que estaban listos para la llegada de un hijo.

“Siempre tuve el sueño de ser madre y decidí hacer una pausa en el deporte”, dijo Kipyegon. Alyn nació en junio de 2018. “Ella me cambió la vida. Su nacimiento fue una felicidad. Lo disfruté. Y además me dio una motivación extra para mi carrera”, contó.

Se mudó a Eldoret, comenzó a entrenar con Sang, tras hacerlo anteriormente con Bram Som, y su retorno a la competición se produjo en junio de 2019, ganando los 1.500 metros en Stanford, en 3m59s04. Era una señal de que estaba lista para el Mundial de Doha, donde escoltó a la estrella holandesa Sifan Hassan y mejoró su récord nacional a 3m54s22.

Tras la pandemia, Kipyegon estaba lista para un nuevo salto de calidad. Corrió en Montecarlo en 3m51s07, amenazando el récord del mundo, y en los Juegos de Tokio 2020 triunfó con 3m53s11, reteniendo el título olímpico, algo que solamente ha realizado sobre esa distancia Sebastian Coe en 1980 y 1984.

El año pasado venció en el Mundial de Eugene con 3m52s96, en lo que fue su cuarta medalla del mismo evento en la última década. Sin tiempo para celebraciones, volvió a Montecarlo, donde su marca de 3m50s37 la dejó apenas a tres décimas del récord mundial.

La venezolana récord

En el 13° lugar de los 1.500 de Montecarlo quedó otra atleta que también está haciendo historia, en este caso para nuestra región: la venezolana Joselyn Brea, que con 4m27s41 batió el récord sudamericano que la brasileña Soraya Vieira Telles mantenía desde hacía 35 años (4m30s05, en Bratislava).

Ella emigró a España hace casi una década y alternaba el atletismo con el triatlón y duatlón. Su campaña de las últimas semanas resulta excepcional.

Se convirtió en la primera atleta sudamericana en correr los 5.000 metros por debajo de 15 minutos (14m47s76 en Walnut, California). Había ganado el título sudamericano de medio maratón en Caracas.

A principios de este mes logró tres medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en El Salvador, en un inusual despliegue para una atleta de media y larga distancia: 1.500 y 5.000 metros, y medio maratón.

Debutó en la Diamond League en Silesia (Polonia) y arrasó con el récord sudamericano de 3.000 metros: 8m43s26. Y ahora en Montecarlo sumó un nuevo halago, además de insertarse en la elite del atletismo de mediofondo.

HS

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS