12.5 C
Buenos Aires
InicioDeportesLas claves que llevaron a la Selección a hacer el clic para...

Las claves que llevaron a la Selección a hacer el clic para lograr el empate agónico ante Sudáfrica

Cuando la eliminación parecía juzgada, la Selección dio una muestra de coraje y se llevó un empate que la mantiene en carrera. Yamila Rodríguez le cambió la cara a un equipo que apeló a la “nueva guardia” para evitar la derrota.

Daniela Lichinizer

28 de julio 2023, 10:52hs

La Selección argentina logró un empate agónico ante Sudáfrica y festejó (Foto: AFP)

La Selección argentina logró un empate agónico ante Sudáfrica y festejó (Foto: AFP)

La Selección argentina estuvo a muy pocos de minutos de ver a su gran ilusión desvanecerse. Sin embargo, logró un empate 2-2 agónico ante Sudáfrica y llega a la última fecha del Grupo G con chances de pasar a los octavos de final del Mundial de Australia-Nueva Zelanda 2023.

Leé también: El romántico mensaje de la novia de Romina Núñez, la autora del heroico empate de la Selección en el Mundial

La Selección argentina sufrió ante Sudáfrica (Foto: REUTERS/Molly Darlington)

La Selección argentina sufrió ante Sudáfrica (Foto: REUTERS/Molly Darlington)Por: REUTERS

Poco fútbol, mucha garra

El partido fue una montaña rusa de emociones. A diferencia del choque ante Italia, el equipo de Germán Portanova no pudo encontrar su mejor versión y estuvo lejos de exhibir un buen desempeño. En la mayor parte del trámite del partido -sobre todo en el primer tiempo-, no encontró respuestas individuales ni colectivas.

Pero si hay algo que caracteriza a este equipo es su fuerza de voluntad, su garra y su actitud, Esto le permite suplir cualquier carencia desde lo futbolístico para animarse a lograr cosas importantes.

Esta capacidad para sobreponerse a los golpes, sumado al factor emocional del acompañamiento de un grupo nutrido de argentinos desde las tribunas, hizo que la Selección femenina pudiera sacar fuerzas cuando parecía que ya no las tenía.

El ingreso de Yamila Rodríguez le dio vida en ataque a un equipo nacional que hasta ese momento no había logrado lastimar al rival. El paso de Sophie Braun del lateral derecho al mediocampo le dio otra visión de juego a la Selección. De hecho, de ese adelantamiento de la nacida en Estados Unidos llegó el primer gol de la Argentina, el del 2-1 que encendió la ilusión.

Yamila Rodríguez le cambió la cara al equipo (Foto: REUTERS/Molly Darlington)

Yamila Rodríguez le cambió la cara al equipo (Foto: REUTERS/Molly Darlington)Por: REUTERS

La aparición de la “Nueva guardia”

El choque ante Sudáfrica significó la irrupción de nombres que no son parte del círculo de las referentes. Esta vez no fueron Estefanía Banini, Florencia Bonsegundo o Aldana Cometti las que salvaron al equipo. En esta oportunidad, las actuaciones más sólidas estuvieron del lado de las autoras de los goles, Sophia Braun y Romina Núñez, a quienes se les podría sumar la entrega de Paulina Gramaglia en el primer tiempo.

Este mote de “Nueva guardia” no remite necesariamente a una cuestión de edad. De hecho, Núñez tiene 29 años, pero está jugando su primer Mundial y es parte de una camada de jugadoras que se perfilan como las nuevas figuras del equipo nacional.

Yamila Rodríguez, quien también está jugando su primer Mundial con la camiseta de la Selección argentina y tiene tan solo 25 años, podría sumarse a este grupo. Con su desfachatez, la delantera del Palmeiras dejó en claro que ninguna polémica en las redes sociales alcanza para desestabilizarla dentro de la cancha. Su juego estuvo intacto y lúcido, y se convirtió en una de las claves que empujó al elenco argentino.

Sophia Braun y Romina Núñez, integrantes de la

Sophia Braun y Romina Núñez, integrantes de la «Nueva Guardia» de la Selección argentina (Foto: REUTERS/Molly Darlington)Por: REUTERS

El aliento durante 90 minutos de la hinchada

En la intimidad de la Selección reconocen que la fiesta que organizaron los hinchas argentinos en las tribunas fue un factor determinante a la hora de ir en busca de la remontada. Los bombos y los cánticos, sobre todo el “Vamos, vamos las pibas” ayudaron a empujar al equipo en un momento clave.

“Plus emocional”, “Activación del instinto de supervivencia” y “retroalimentación en un momento clave” fueron algunas de las cuestiones que destacaron desde el equipo nacional a la hora de hablar del peso que tuvo este apoyo a miles de kilómetros.

El recuerdo del 3-3 ante Escocia

Hace cuatro años, en el Mundial de Francia 2019, la Selección argentina ya había protagonizado una remontada heroica. Aquel día, en el último partido de la fase de grupos ante Escocia, perdía por 3-0 y logró empatar sobre el cierre.

Muchas de las protagonistas de hoy no estuvieron aquella vez, pero igual el recuerdo estaba grabado a fuego. El recuerdo de ese empate agónico alimentó la confianza del equipo de Germán Portanova, que hasta pudo ganar el encuentro sobre el final.

La hinchada argentina se hizo escuchar en el Mundial femenino (Foto: Reuters)

La hinchada argentina se hizo escuchar en el Mundial femenino (Foto: Reuters)

La actitud de las jugadoras una vez que terminó el partido dejó en claro que, a pesar de que en la previa había mucha ilusión de conseguir la primera victoria en Mundiales, nadie se fue con la cabeza gacha. Por el contrario, hubo gran optimismo por el corazón que se demostró.

“El objetivo no cambia”, dijo el entrenador Germán Portanova en la conferencia de prensa posterior al partido para dejar en claro que, aunque Suecia sea una potencia y uno de los candidatos a quedarse con el título, Argentina saldrá a conseguir su primer triunfo de la historia en mundiales femeninos y, tal vez, el pase a los octavos de final. No será tarea fácil: para eso habrá que equilibrar el debe (el juego) y el haber (la garra).

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS