6.9 C
Buenos Aires
InicioEconomíaAbrió su fábrica de chocolates, el diagnóstico de su hijo lo marcó...

Abrió su fábrica de chocolates, el diagnóstico de su hijo lo marcó y ahora sueña con contratar chicos autistas

Desde 2017, Mauricio Morea decidió ayudar a otras personas a partir de que a su hijo de 9 años le diagnosticaron esa condición. Para la elaboración de sus productos, importa granos orgánicos de cacao desde Ecuador e impulsa la “neuroinclusión”.

Juan Erreca

22 de julio 2023, 08:59hs

, Mauricio Morea con sus diferentes productos. Desde un principio, buscó darle un

, Mauricio Morea con sus diferentes productos. Desde un principio, buscó darle un «impacto social» a su marca. (Foto: Get Real)

“La expresión Get Real significa algo así como ‘sé real’. En nuestro caso se traduce a los alimentos que ofrecemos y a nuestro proyecto de impacto social”, asegura el licenciado en administración de empresas, Mauricio Morea, sobre la empresa de chocolates orgánicos que constituyó en 2017 junto a un socio.

En diálogo con TN, este emprendedor de 52 años de edad afirma que son uno de los pocos productores del país que hacen chocolate “Bean To Bar”, o “del grano a la barra”, basado en la elaboración artesanal.

Leé también: Una joven de 26 años creó una marca de miel orgánica y participará por primera vez en Caminos y Sabores

“En nuestros alimentos usamos ingredientes nobles, orgánicos sin conservantes ni aromatizantes”, resalta.

¿Querés recibir más información sobre el campo?

Suscribite acáComo materia prima, importan un grano de cacao con certificación orgánica, proveniente de la zona de Esmeraldas, en Ecuador, ya que en Argentina no se produce este cultivo.

“Les compramos a una cooperativa ecuatoriana de pequeños agricultores, que producen y comercializan asociativamente un cacao en grano tipo nacional fino de aroma, con certificación orgánica, Rainforest Alliance y Comercio Justo. Esto nos trae mucha satisfacción, porque sentimos que trabajando con ellos fortalecemos a los agricultores que eligen una forma de producción sustentable”, describe.

Para la elaboración de los chocolates, Morea importa un grano de cacao de Ecuador, con certificación orgánica. (Foto: Get Real)

Para la elaboración de los chocolates, Morea importa un grano de cacao de Ecuador, con certificación orgánica. (Foto: Get Real)

Sobre eso, agrega: “El cacao es como el café, en cuanto a que su sabor cambia bastante según la zona. La gran mayoría de las firmas del rubro importan pasta de cacao, que ya viene tostada con un sabor determinado de acuerdo al lugar donde se elaboró. En cambio, el método Bean To Bar se basa en importar el grano de cacao y eso da la posibilidad de poder elegir el origen y el sabor”.

Leé también: El aceite de oliva que crearon Paula García y su marido Marcelo va por la tercera “Experiencias del Sabor”

A su vez, Morea asevera que, debido a algunas de sus propiedades, el cacao actúa como un anti estresante, ya que ayuda a evitar la ansiedad y lograr una mayor relajación. A su vez, contribuye a prevenir las patologías cardiovasculares, mejorar la circulación de la sangre y bajar el colesterol. También fortalece las funciones cognitivas al mejorar el flujo sanguíneo del cerebro.

El packaging de los productos fue diseñado por una agencia de branding. Mientras que el procesamiento del chocolate es realizado en una fábrica de la Ciudad de Buenos Aires que le presta sus servicios a la marca.

“Tercerizamos esa instancia en una planta con la cual tenemos muy buena relación, donde utilizan el sistema fason. Las recetas las desarrollamos mi socio y yo en un laboratorio que tiene la fábrica, hasta que quedó como nos gustaba. Nosotros estamos ahí todo el tiempo. Buscamos que a aquellos que les gusta el chocolate puedan encontrar una alternativa con ingredientes saludables y de buena calidad”, sintetiza sobre su propuesta.

Una marca con “impacto social”

Desde un principio, Morea supo que quería darle una impronta social a su proyecto. Cuando su hijo Antonio tenía 2 años, coincidente con el surgimiento de Get Real, le diagnosticaron autismo. A partir de esa experiencia personal, fue entonces que decidió apoyar, -económicamente y con campañas de concientización-, a entidades enfocadas en la neuroinclusión de personas con esta condición.

“Este tema nos parece muy importante porque hoy 1 de cada 36 niños es diagnosticado dentro del espectro autista. En nuestro caso en particular, con mi mujer Mariana, quien tiene otro empleo pero me ayuda en este emprendimiento, vivimos a diario los desafíos de su inclusión en la sociedad por nuestro hijo, que actualmente tiene 9 años de edad. La actividad que hacemos en Get Real nos dio la posibilidad de unir lo profesional con lo personal”, relata.

Antonio, el hijo de Mauricio, fue diagnosticado con autismo cuando tenía 2 años de edad.  (Foto: Get Real)

Antonio, el hijo de Mauricio, fue diagnosticado con autismo cuando tenía 2 años de edad. (Foto: Get Real)

El trabajo solidario que realizan en este ámbito lo hacen conjuntamente con fundaciones como Brincar. “Este año, en el Mes Mundial del Autismo que es en abril, donamos el 100% de nuestras ganancias a esta causa para una iniciativa de inserción laboral”.

Leé también: De los tribunales al campo: Fernando Burlando busca “salud mental” como productor agropecuario

Al respecto, Morea asegura que le gustaría poder incluir en su staff a personas con autismo. “Sin duda, ese es uno de nuestros principales objetivos de impacto social, porque el 80%de las personas con autismo no tiene empleo. Todavía no lo pudimos hacer, pero tenemos la idea de implementarlo, e incluso de generar alguna iniciativa que se dedique específicamente a emplear a personas con algún tipo de discapacidad neuronal”.

Get Real apoya económicamente y con campañas de concientización a instituciones que trabajan en la inclusión de personas con autismo.

Get Real apoya económicamente y con campañas de concientización a instituciones que trabajan en la inclusión de personas con autismo.

En ese sentido, resalta: “El autismo es una causa compleja que viene creciendo exponencialmente, de la que mucho no se sabe ni se habla. Por eso, estamos buscando permanentemente cuáles son las necesidades reales y cómo colaborar para generar el mayor impacto posible. Tenemos varias ideas que queremos desarrollar en un futuro”, enfatiza.

Chocolates para todos los gustos

Entre los productos de la marca, se encuentran los clásicos chocolates negros y blancos con leche para los consumidores más tradicionales. Mientras que para los que optan por una alternativa más exótica, ofrecen blends con jengibre, hebras de té chai, almendras y sal marina.

En tanto, Morea destaca que cuentan con certificación vegana y ofrecen dos variedades en base a leche de coco, además de 5 alternativas de chocolates amargos, los cuales son veganos por naturaleza al no contener leche entre sus ingredientes, y cuentan con una línea de 62%, 73%, 80% y hasta 100% cacao.

Leé también: Exposición Rural de Palermo 2023: días, horarios, precios y las principales actividades

Este año lanzarán 3 productos nuevos: cacao orgánico en polvo, nibs orgánicos de cacao y almendras bañadas en chocolate amargo y sin azúcar.

Foto: Get Real

Foto: Get Real

“La gente que practica deporte generalmente busca que los chocolates sean sin azúcar. Por eso, para nuestros productos usamos xilitol, un endulzante que tiene muy buen sabor y que prácticamente no mueve el índice glucémico, por lo que es apto para diabéticos”, aclara.

Al respecto, detalla que de las 11 variedades de chocolate que ofrecen, 7 se elaboran con azúcar orgánica, 3 con xilitol, y otro sin endulzantes ni azúcar, porque es 100% cacao. Mientras que las nuevas almendras bañadas en chocolate se endulzan con xilitol

Todos estos productos pueden conseguirse en varias dietéticas, almacenes naturales y algunas cadenas de supermercados en todo el país. “En nuestro Instagram, @getrealchocolate, van a poder conocer más sobre la marca y los proyectos sobre neurodiversidad. Próximamente, además lanzaremos nuestra tienda online”.

Crecimiento y planes de exportación

Morea cuenta que, al igual que su socio, ya trabajaba en una empresa del rubro antes de iniciar este emprendimiento y afirma que lograron instalarse en el mercado de manera rápida. Anteriormente, además, ya había tenido una experiencia como emprendedor al fundar una compañía sobre tecnología.

“Nuestra idea fue hacer un emprendimiento de chocolates saludables con la idea de agregar otros alimentos en un futuro. Nos fue bien desde que arrancamos, porque tenemos una estructura chica, sin demasiados costos fijos, y eso nos permitió generar enseguida ganancias, las cuales vienen aumentando año tras año”, remarca.

Leé también: “Mercosur” y “Pericón”: la historia de los dos primeros animales en ingresar a la Exposición Rural de Palermo

Este año, Get Real participó por primera vez de Caminos y Sabores, la feria de alimentos y bebidas regionales que realizó su 17° edición del 6 al 9 de julio en el predio de La Rural en el barrio porteño de Palermo.

Morea junto a parte de su staff en la última edición de la feria Caminos y Sabores. (Foto: Get Real)

Morea junto a parte de su staff en la última edición de la feria Caminos y Sabores. (Foto: Get Real)

Durante la muestra, compartieron su stand con Miel de Campo, otra marca con certificación orgánica que fue creada por María Florencia Del Gener, una joven apicultora que apuesta por la producción sustentable.

“Fue una muy buena experiencia. La intención fue seguir dando a conocer nuestra propuesta al público y nos fuimos súper contentos, satisfizo nuestras expectativas”, asevera el empresario, quien también fue de la partida en otras ferias.

De cara al futuro, Morea dice que le gustaría trascender las fronteras y comercializar sus chocolates en otros países. “Claramente, exportar está entre nuestros objetivos y ya estamos averiguando para hacer envíos a Uruguay”, finaliza con entusiasmo.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS