6.4 C
Buenos Aires
InicioEconomíaAhorro en tiempo de elecciones: cinco respuestas sobre plazo fijo, dólar y...

Ahorro en tiempo de elecciones: cinco respuestas sobre plazo fijo, dólar y fondos comunes de inversión

A menos de un mes de las primarias, las inquietudes empiezan a aparecer. Las consecuencias que podría tener la elección de cada instrumento, según especialistas en finanzas.

Sofía Terrile

24 de julio 2023, 05:53hs

Quienes renueven el vencimiento de su plazo fijo la semana que viene, el vencimiento será post PASO. (Foto: Pexels)

Quienes renueven el vencimiento de su plazo fijo la semana que viene, el vencimiento será post PASO. (Foto: Pexels)

Hay un límite temporal que asusta a los ahorristas y los inversores argentinos: las elecciones. A menos de un mes de las primarias, las inquietudes empiezan a aparecer. Es natural, ya que en 2019 las PASO provocaron un desplome histórico de las acciones argentinas. Claro que el escenario político no es el mismo que por aquel entonces, pero las dudas respecto de qué hacer con la plata persisten.

Por eso, TN consultó a tres especialistas en finanzas sobre alternativas de ahorro y de inversión en tiempos electorales para entender las consecuencias que podrían tener las decisiones típicas de cobertura de los argentinos: plazo fijo, dólar, fondos comunes de inversión y algunos otros instrumentos con un poco más de riesgo para los más sofisticados.

¿Qué pasa si hago un plazo fijo y vence después de las PASO?

Quienes renueven el vencimiento de su plazo fijo la semana que viene, el vencimiento será post PASO, es decir, con el resultado de las primarias ya sobre la mesa. “Es un resultado que luego se toma como tendencia. El mercado se mueve por expectativa. Si tu plazo fijo, que implica una inmovilización por 30 días y termina luego de un resultado muy polarizado, podés quedar atado por un tiempo donde te van a correr los nervios”, dice Laura Pereyra, agente productora de la CNV y directora de PIN Capital.

Por su parte, José Ignacio Bano, country manager de IOL invertironline, señala que no hay un riesgo de defaulteo ni sistémico, pero que el riesgo que existe es que “por ahí no termines haciendo la mejor inversión”. El mayor problema, indica, es que durante 30 días no se puede tocar el dinero, por lo que ata de manos al inversor ante cualquier cambio de tendencia o noticia que, por ejemplo, le confirme que le hubiese convenido comprar dólares.

Propone, dentro de esa alternativa, explorar las cauciones (para eso se necesita una cuenta comitente, la que permite realizar acciones de compraventa de instrumentos financieros). Explica que si se hacen a 30 días tienen la misma tasa que un plazo fijo, pero que también se pueden hacer todos los días con prácticamente el mismo resultado. “Si te lo querés llevar para comprar dólares podrías hacerlo al instante”, detalla.

¿Conviene plazo fijo tradicional o UVA?

El plazo fijo UVA, que permite al inversor protegerse contra la inflación y obtener algo -pequeño- de rendimiento, es otra de las alternativas más a mano para los argentinos. “Para que este instrumento cumpla su objetivo el capital involucrado tiene que ser inmovilizado por 90 días. Esto coloca al inversor no solo en un escenario postPASO sino también postgenerales de octubre y los plazos son fundamentales”, sostiene Pereyra.

Añade que si la persona cree que durante ese período lo que más se va a mover es la inflación “probablemente esté en el lugar correcto”, pero que si piensa que el protagonista será el dólar, entonces no. “Dato: durante el mes de junio el dólar oficial se movió 8,76% cuando la variación mensual de la inflación (IPC general) fue del 6%”, señala.

Plazo fijo vs dólar, la eterna dicotomía del ahorrista promedio en la Argentina. (Foto: EFE/André Coelho)

Plazo fijo vs dólar, la eterna dicotomía del ahorrista promedio en la Argentina. (Foto: EFE/André Coelho)

Dólar, dólar, dólar: ¿y si quiero escaparme del peso por un rato?

Plazo fijo vs dólar, la eterna dicotomía del ahorrista promedio en la Argentina. Si lo que se decide es optar por ahorrar en moneda extranjera porque la intención es cubrirse de una eventual devaluación, “una de las alternativas más convenientes es el dólar MEP, que se puede adquirir a través del mercado de capitales mediante la compra de un bono en pesos y su posterior venta en dólares”, expresa Gabriel Menace, de Cocos Capital.

El dólar MEP tiene sus cuestiones. Por un lado, hace falta tener una cuenta comitente porque involucra la compraventa de instrumentos financieros. Por el otro, tiene una serie de trabas, como por ejemplo, no haber comprado dólar oficial en los últimos 90 días ni recibir subsidios de luz o gas en el hogar. También hay limitaciones respecto de la cantidad de transferencias en dólares que se pueden recibir en las cuentas en los bancos, que son el lugar al que generalmente se envía en última instancia ese dinero.

Hay sociedades de bolsa que tienen “bots” que permiten automatizar la compra de dólar MEP y despreocuparse por comprar y vender el bono y esperar las 24 horas de parking.

“Su precio es significativamente menor al de los dólares financieros, aproximadamente entre 15 y 20 pesos por dólar, y es una operación legal que evita el manejo de billetes físicos y los riesgos asociados”, dice Menace.

Un detalle muy importante. Recomienda considerar “en qué plazo y en qué moneda se afrontarán los gastos en el futuro cercano”, porque “si se necesita dinero en pesos en pocos días, no es recomendable comprar dólares para luego tener que venderlos, ya que los costos de esta transacción podrían anular la rentabilidad obtenida (comprar al precio más alto y vender al más bajo)”.

Pereyra agrega que comprar dólares no es una inversión en sí misma: “Comprar dólares con el fin de venderlos en un determinado momento implica que creemos que (como cualquier otro bien de la economía) va a subir. Y a veces eso no sucede en el plazo que esperamos que suceda. La expectativa futura nuevamente es parte de la ecuación”, suma.

(Foto: Natacha Pisarenko/AP)

(Foto: Natacha Pisarenko/AP)

¿Qué fondos comunes de inversión sirven en tiempos de elecciones?

El mundo de los fondos comunes de inversión es cada vez más familiar para los argentinos, que muchas veces utilizan instrumentos tipo “money market” para resguardar su dinero mensual. En el universo FCI, sin embargo, hay mucho más.

Menace apunta que siempre es tentador especular con un resultado electoral, pero que a la hora de elegir un fondo, la pregunta debería pasar más por “cuáles son los cambios estructurales que necesita nuestra economía” e intentar posicionar la cartera en ese sentido.

“Dadas las circunstancias económicas actuales, los principales interrogantes giran en torno al equilibrio cambiario, la falta de reservas, la creciente inflación y el acuerdo con el FMI. Dado que las matemáticas no mienten, es relevante considerar fondos de cobertura D-Linked y fondos en dólares para mediano plazo”, señala, y los recomienda especialmente para fin de año y principios de 2024, cuando la variable dólar puede ser la “ganadora” ante una eventual aceleración de la devaluación del tipo de cambio o un salto cambiario.

En caso de que directamente se quiera huir del riesgo argentino y lo que puede llegar a pasar en tiempos electorales, Bano recomienda apuntar a fondos que “inviertan lo menos posible en la Argentina”. En ese sentido, destaca un fondo que se llama Adcap Renta Dólar, que tiene bonos corporativos de Chile, México, Uruguay y Brasil y solamente un 25% en bonos argentinos.

“Sugiero que antes de suscribir estés 100% seguro de que el objetivo del fondo se adapte a tu estrategia y que los plazos de rescate (que pueden llegar a las 72 horas hábiles en algunos casos) sean los esperables para tu planificación mensual”, suma Pereyra.

¿Y si tengo un perfil más arriesgado y apunto a otros instrumentos?

“El caballito de batalla está en la cobertura sobre la devaluación del dólar oficial. Sobre todo si pensamos que en algún momento vamos a ir hacia una unificación o una brecha más exigua entre los varios tipos de cambio existentes”, precisa Pereyra. En ese sentido, recomienda fondos o activos de renta fija dolar linked.

Menace sugiere adentrarse en el mundo de las acciones, donde “no hay un flujo de intereses asegurados como en otros instrumentos”, pero en este contexto, de alta inflación antes de las elecciones, “el aumento de precios puede indirectamente favorecer la facturación y la rentabilidad de las empresas”.

Por su parte, Bano recomienda seguir huyendo del riesgo argentino a través de los ADR, las porciones de acciones de empresas que cotizan en el exterior. “Son títulos que podrías considerar como muy buenas alternativas, incluso porque tenés las compañías como Coca-Cola o McDonald’s como empresas muy estables”, concluye.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS