6.4 C
Buenos Aires
InicioEconomíaMassa, los dirigentes de la Rural y en el medio un lobbista...

Massa, los dirigentes de la Rural y en el medio un lobbista polémico


El ministro fue a exponer como candidato, prometió menor presión impositiva y lo agasajaron las autoridades de la Rural en el exclusivo comedor central. Lo acompañó Gustavo Cinosi.

«Soy muy valiente”, le dijo Sergio Massa a Nicolás Pino en cuanto se sentó en la mesa del Comedor Central de la Rural este mediodía.

Y yo, soy un kamikaze”, por traerte acá le recordó Pino, el presidente de la Rural.

Desde 1989, cuando Carlos Menem se lanzaba a la presidencia, ningún candidato del peronismo había  sido invitado a almorzar en ese lugar que durante la exposición de Palermo es cita de cabañeros, empresarios y banqueros, entre lo más exclusivo del círculo rojo.

Massa se exponía a algún reproche mientras el dólar, pese a sus anuncios, saltaba a US$ 550. Pero fue todo amabilidad y confesiones durante la comida, mientras desde las otras mesas conjeturaban acerca de qué se hablaba con el ministro candidato.

Allí, rodeado por Marcos Pereda el vice la Rural y presidente del poderoso grupo agroindustrial Bermejo, contó que el domingo por la noche había mantenido un zoom con el FMI y su Directora Gerente:  “Estaban Georgieva, Rodrigo Valdez (Director del Hemisferio Occidental) y Luis Cubeddu ( a cargo del caso argentino). Les dije que el viernes ellos se van de vacaciones y nosotros queremos pagar y que por lo tanto necesitamos una definición contundente”, les confesó.

En eso,  Pino quiso saber si no estaba entonces cerrado el acuerdo. Massa le respondió: “Falta muy poquito, estamos muy cerca y los desembolsos llegan desde a agosto a noviembre. Van a ser cerca de US$ 8.000 a US$ 10.000 millones”.

El ministro-candidato agregó enseguida que esta mañana le volvió a  escribir a Georgieva. Según deslizó le habría hablado de la urgencia de querer pagar y de la necesidad de un desembolso previo, siempre antes de este viernes cuando el directorio del FMI baja la cortina por un mes. Se van de vacaciones.

Por cierto, Massa le dedicó gran parte del día a su visita a la Rural, pese a que casi no recorrió la muestra. A eso de las 12 cuando llegó al salón rojo para sumarse a un seminario sobre propuestas de los candidatos, lo aguardaba en la puerta Gustavo Cinosi, asesor de Luis Almagro en la OEA, accionista de los Sheraton de Tucumán y Pilar y con contactos en Estados Unidos. “Sergio es querible, allá todos buscan que Argentina deje de ser un problema”, le dijo brevemente a Clarín ante la pregunta sobre cómo lo veían en Washington.

Considerado un lobbista polémico por su amplio catálogo de relaciones, desde Julio de Vido a la embajada de Estados Unidos, Cinosi supo cultivar una fuerte amistad con Juan Manzur, mucho antes que fuera Jefe de Gabinete. Y en el inicio del gobierno de Alberto Fernández era una especie de puente con sus múltiples contactos en Washington. Susan Segal, la número uno del Council of the Americas, se apoya en sus gestiones cuando viene a Buenos Aires.

Y hoy lo acompañó a Massa al almuerzo en el Comedor Central junto a José de Mendiguren, el secretario de Agricultura Juan Jose Bahillo y el secretario de Desarrollo, Jorge Neme.

En la conferencia previa, Massa habló después de Patricia Bullrich, que se llevó todos los aplausos.

Cuando le tocó el turno, pidió que se encendieran las luces del auditorio, algo que se interpretó como una manera de evitar cualquier alteración. Hubo gente que ingresó junto al ministro que se distribuyó en distintas filas alentando aplausos. Y no hubo preguntas incómodas ni reproche alguno.

Massa prometió eliminar las retenciones las economías regionales: «A partir del 1 de septiembre ninguna economía regional en la Argentina va a pagar retención». Se refirió al vino, la cebolla, el arroz y el tabaco.

Y se refirió en tren de conquista a ese auditorio al «diálogo con el sector y el trabajo articulado que es fundamental”. También a que aliviará la carga impositiva. «No se puede vivir abrazado eternamente a peleas del pasado, porque eso frena a la Argentina. A lo largo de estos años he mostrado que tengo autonomía de pensamiento y de decisión”.

Al finalizar sostuvo: «Creo en la propiedad privada, creo en la suma de capital y trabajo y creo en el campo como motor de la economía argentina». Los dirigentes de Federación Agraria, Carlos Achetoni y Jorge Chemes de CRA que se han caracterizado por plantarse ante el Gobierno, se le acercaron y le desearon «mucho éxito».

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS