6.4 C
Buenos Aires
InicioPolíticaBelliboni desafía al Gobierno por las causas de extorsión: «Que vengan que...

Belliboni desafía al Gobierno por las causas de extorsión: «Que vengan que estoy en Burzaco, no tengo ninguna denuncia»

El referente piquetero del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, se refirió a las denuncias de extorsión que recibieron miembros de la agrupación, y sostuvo que la Justicia «deberá probarlos». Además se despegó de las acusaciones al afirmar que no aparece en la causa.

“Tengo la conciencia limpia, vivo en Burzaco hace 50 años. A mí no me llamaron porque saben que no soy un delincuente. Los allanamientos fueron todos hechos en la ilegalidad, de noche, apagando las cámaras de seguridad de un local que había en la zona”, sostuvo en una entrevista con Eduardo Feinmann en Radio Mitre.

«Hace muchos años que lucho de la misma manera, con las mismas convicciones, los mismos métodos y muchos gobiernos dijeron que me iban a meter preso y ninguno siquiera me llevó a juicio. Y no fui allanado porque no hay ninguna estructura piramidal como dice (el fiscal Gerardo) Pollicita. Un juez federal le negó la maniobra, no tiene elementos para hacerlo», se defendió de las acusaciones.

Este lunes, la Justicia Federal ordenó 27 allanamientos en contra de dirigentes de organizaciones piqueteras acusados de extorsionar a beneficiarios de planes sociales para que asistan a las manifestaciones, amenazados de cortarles los planes sociales. En los operativos se secuestraron teléfonos celulares y dinero en efectivo.

«No tengo miedo, tengo una gran convicción por lo que haga. El problema es de fondo, social, una situación en los barrios que es muy delicada tras la destrucción del Potenciar Trabajo del cual no era beneficiario. Avanzan los narcos», denunció Belliboni.

«Que vengan que estoy en Burzaco. No tengo ninguna denuncia después de tres gobiernos que me atacaron. Ya intentaron meterme preso en el gobierno anterior y en el de Macri», desafió al oficialismo, con el que ya tuvo varios cruces desde que Milei asumió la presidencia.

El dirigente luego comenzó a defenderse de las acusaciones al poner en tela de juicio las denuncias anónimas realizadas. «Hay algunas personas denunciadas que veremos si son reales o no», retrucó. «Se hicieron 10 mil llamadas al 134 con denuncias de dirigentes. Se ratificaron 45 y 12 fueron a Tribunales«, sostuvo. De cualquier manera, se despegó al afirmar que si se comprueban las irregularidades, la persona responsable «será expulsada» del Polo Obrero.

Luego se cruzó con el conductor: «Si alguien dice algo hay que probarlo. Yo puedo ir a Tribunales y decir ‘a mi me extorsionó Feinmann’ pero hay que ir a probalo. Si alguien hizo eso, lo echaremos de la organización porque eso está mal«, sostuvo.

El conductor le retrucó y le dijo que es «de mala persona» aprovecharse de los pobres. «No es de buen periodista decir mentiras en la radio. ¿o me llamó para decirme delincuente?», se defendió el dirigente. «Nos dicen por qué no marchábamos durante el gobierno de (Alberto) Fernández y nosotros salimos. Yo no fui kirchnerista», remarcó.

Luego siguió defendiéndose, al remarcar que estaba en contra de las extorsiones pero que la justicia debía probar las acusaciones. «(denuncian) 12 personas de un 1.200.000 que tiene el Polo Obrero. Pero para mí las cosas deben estar penadas. Soy una persona honesta. Usted asevera ante su audiencia cosas que no están probadas, no aparecen en la causa judicial», agregó el dirigente.

La denuncia contra los piqueteros: «Te cortan los planes si pensás distinto”

Entre los dirigentes piqueteros que aparecen mencionados sobresale, en especial, Juan Carlos Alderete, el titular de la Corriente Clasista y Combativa, uno de los referentes de organizaciones cercanas al kirchnerismo que suele marchar en reclamo de asistencia social y jefe de una organización que representa a alrededor de 60.000 beneficiarios que cobran el ex Potenciar Trabajo. Alderete fue diputado nacional del Frente de Todos hasta 2023 y estuvo dentro del grupo de piqueteros aliados al gobierno de Alberto Fernández, al punto de haberse reunido varias veces con él.

Otra denuncia es bien gráfica en relación a cómo es el manejo de los planes sociales que llevan adelante los líderes de las organizaciones sociales. El que llama es Alejandro, que asegura que cobraba el Potenciar Trabajo y que se lo cortaron «por tener pensamientos distintos».

Antes de las denuncias contra dirigentes como Alderete por cobrar una suerte de peaje a cada beneficiario que recibe el plan, había sido el Polo Obrero de Belliboni el que estaba apuntado por la misma denuncia. En ese momento, el dirigente de izquierda Gabriel Solano había reconocido en una entrevista que por cada beneficiario del Polo Obrero que cobraba planes la organización le retenía en concepto de aportes un 2%.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS