11.7 C
Buenos Aires
InicioPolíticaJuntos por el Cambio busca frenar los intentos del oficialismo para garantizar...

Juntos por el Cambio busca frenar los intentos del oficialismo para garantizar la impunidad de Cristina Kirchner desde el Senado


En la oposición no ven margen de maniobra como para sesionar antes de las PASO. Hay otro paquete de jueces y fiscales afines al kirchnerismo que esperan trámite parlamentario y que quedarían en stand by hasta diciembre.

Mientras el kirchnerismo negocia con sus aliados la posibilidad de convocar a una sesión en el Senado para la primera semana de agosto, con el objetivo de extender por cinco años el mandato de Ana María Figueroa, una jueza clave en las causas que se tramitan contra Cristina Kirchner; en la oposición buscan ponerle un freno a lo que consideran un intento de más para «garantizar la impunidad» de la vicepresidenta.

Desde principio de semana, en el bloque de Juntos por del Cambio vieron venir que el Frente de Todos acomodaba las piezas para tratar de convencer a Guillermo Snopek y Edgardo Kueider para que den quórum. Todo esto luego de que se bajaron de la sesión del 12 de julio por el incumplimiento del acuerdo para avanzar con unos 75 pliegos, entre los que está el de Figueroa, quien ya ingresó en tiempo de descuento dado que el próximo 9 de agosto cumplirá 75 años, edad límite para ejercer el cargo.

«El kirchnerismo pretende sesionar con el sólo fin de aprobar el pliego de Figueroa, que es garantía de impunidad para Cristina Fernández. No les interesa otra cosa ni otras iniciativas que ya tienen dictamen, como la ley de pubertad precoz y la de muerte perinatal. Para ellos son solo excusas para intentar aprobar el pliego de Figueroa», le dijo a Clarín Alfredo Cornejo, presidente del interbloque de Juntos por el Cambio.

Alfredo Cornejo, Luis Naidenoff, Carolina Losada y Humberto Schiavoni, tras la caída de la sesión en el Senado. Foto: Federico Lopez Claro

Alfredo Cornejo, Luis Naidenoff, Carolina Losada y Humberto Schiavoni, tras la caída de la sesión en el Senado. Foto: Federico Lopez Claro
Casi en el mismo sentido se expresó Guadalupe Tagliaferri, senadora del PRO, quien aseguró que buscarán «frenar los intentos del kirchnerismo en su ambición por controlar la justicia» y ratificó que no darán quórum para tratar el pliego de Figueroa.

Con las chances ajustadas para que Snopek y Kueider den quórum, el kirchnerismo debe pensar en otras alternativas si no quiere volver a sufrir otra derrota estrepitosa en el recinto. Una alternativa es tratar de seducir a sectores de la oposición con la inclusión de otros temas.

Si bien Cornejo declaró que están dispuestos a promover que haya sesión en el Senado, puertas adentro, los senadores de Juntos por el Cambio ni piensan en darle quórum al oficialismo porque temen caer en «una celada». Incluso Tagliaferri le bajó el pulgar a una sesión consensuada. «El Frente de Todos no tiene ninguna vocación de sentarse a dialogar», dijo.

La jueza de casación penal Ana María Figueroa en el Senado.  Foto: Federico Lopez Claro.

La jueza de casación penal Ana María Figueroa en el Senado. Foto: Federico Lopez Claro.
En rigor, el oficialismo busca sesionar no sólo para evitar un mensaje de repudio de la sociedad, que ve cómo el Congreso sigue paralizado, sino también para garantizar el ingreso de jueces afines al kirchnerismo. Eso aleja aún más las chances de una mesa de diálogo entre el oficialismo y la oposición.

Juntos por el Cambio quiere dejar en stand by los pliegos de jueces y fiscales

Al caso de Figueroa, quien es vocal de la Cámara Federal de Casación Penal y junto con los jueces Diego Barroetaveña y Daniel Petrone, debe decidir si confirma el cierre o reabre el Caso Hotesur-Los Sauces, en la que también están acusados Máximo y Florencia Kirchner, se agrega otro paquete de pliegos de jueces y fiscales que envió el Ejecutivo y que no tiene estado parlamentario.

Justamente, el Frente de Todos necesita de una sesión para girar esos pliegos a la comisión de Acuerdos y así avanzar con las audiencias públicas, emitir dictamen y finalmente tratarlos en el recinto. En Juntos por el Cambio apuntan que la mayoría de los candidatos son de «tinte kirchnerista».

No olvidan tampoco que al inicio de su gestión, Alberto Fernández retiró del Senado casi 300 pliegos de jueces y fiscales. Por eso desde la oposición ya avisan que los pliegos que están en el Senado quedarán en stand by hasta la renovación de la Cámara en diciembre.

«No queremos que la justicia sea copada por estos personajes K», fundamentaron. Es que entre los 18 pliegos que fueron enviados el  10 de mayo de este año está Juan Rafael Stinco, un abogado de poco más de 40 años que tiene una importante trayectoria en el sector privado, pero también importantes vínculos con Axel Kicillof por su paso en YPF.

Uno de los jueces promovidos es cercano a Axel Kicillof.  Foto: Télam

Uno de los jueces promovidos es cercano a Axel Kicillof. Foto: Télam
Stinco fue propuesto como titular del juzgado nacional de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo Federal 7. Su nominación ya tiene la primera impugnación antes de ser tratada en el Senado. Tres abogadas que participaron en el concurso cuestionaron la elección del ex funcionario dado que en 2021 fue nombrado juez de primera instancia en lo civil y comercial y tienen que transcurrir 3 años desde el momento de la asunción para postularse para otro tribunal.

En la nómina también se incluyó el pliego de María Laura Manin, subsecretaria de gestión administrativa del Ministerio del Interior y que responde a Eduardo «Wado» de Pedro. En la oposición sospechan que así buscan cubrir «funciones empresariales», ya que fue propuesta para la sala de Defensa de la Competencia de la Cámara Nacional Civil y Comercial.

Para el mismo fuero también fue propuesto Humberto Guardia Mendonça, lo que llamó la atención en el ámbito de Tribunales porque el candidato es vicepresidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia y ex pareja de María Bourdín, vocera de Ricardo Lorenzetti.

Además, entre los candidatos está Ana María Cristina Juan, prosecretaria de la Sala I de la Cámara Federal y esposa del juez Marcelo Martínez de Giorgi, quien está al frente de la causa que investiga adulteraciones o reescritos en los cuadernos de Oscar Centeno, el ex chofer del Ministerio de Planificación.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS