12.5 C
Buenos Aires
InicioPolíticaSergio Massa recibió con «alivio» el acuerdo con el FMI y ahora...

Sergio Massa recibió con «alivio» el acuerdo con el FMI y ahora se enfoca en el electorado no politizado


El ministro de Economía pasó por San Juan y destacó como «una muy buena noticia» el anuncio del organismo. Los focus group que generan expectativa en el Gobierno.

«San Juan trae suerte”. Aunque desde el Ministerio de Economía ya daban por hecho que se anunciaría este viernes, Sergio Massa aprovechó el anuncio del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para resaltar su recorrida por la provincia cuyana, donde pasó en el marco de la «campaña federal” que desplegó de cara a las PASO. 

Nos permite recorrer la segunda parte del año que obviamente marcada por lo electoral genera a veces incertidumbre o dudas con mucha más tranquilidad así que para nosotros es una muy buena noticia”, fue el primer análisis que hizo el ministro de Economía luego de conocerse el acuerdo que prevé un desembolso del fondo de unos U$S7.500 millones entre agosto y noviembre.

En el equipo que acompañó a Massa a San Juan había un clima de alivio. “Sergio está muy satisfecho por el objetivo logrado. Es un gol para nosotros”, resumieron en la comitiva. Además de sus colaboradores, al precandidato a Presidente de Unión por la Patria se mostró junto a su compañero de fórmula -y jefe de Gabinete- Agustín Rossi y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; y fue recibido por el gobernador Sergio Uñac, a quien le ofrendó un guiño, cuando planteó que quería “sanjuaninos en el Gabinete”, si es que le toca asumir el 10 de diciembre.

“Lo del acuerdo le permite demostrar que tiene capacidad de gestión, refuerza eso, frente a una oposición que le transmite a la gente que no sabe lo que va a hacer”, resaltaron en el equipo de Massa, donde adelantaron que, cerrado este frente, el tigrense podrá dedicarse un poco más a la campaña.

“Pasar de la agenda negativa a la propositiva”, planteó uno de los estrategas que tiene oficina en el búnker de Bartolomé Mitre al 300 en microcentro porteño, a metros de Plaza de Mayo.

El objetivo de Massa de cerrar el acuerdo antes de fin de julio no sólo tenía que ver con el aspecto económico sino en clave interna: las negociaciones con el FMI fueron uno de los ejes sobre los que machacó su rival en la PASO, Juan Grabois, y el tigrense quería contar para la recta final con al menos dos semanas libre de focos internos.

“Había que dejar atrás el tema. Esto nos da previsibilidad para contener las variables y sin resignar ni ceder en algo que vaya contra las políticas para los sectores vulnerables”, destacó un ladero del ministro, con tono kirchnerista, antes de seguir camino rumbo a La Rioja.

Massa, sin embargo, utilizó el acuerdo con el FMI para volver a confrontar con la oposición. Expuso que “intentó trabar el acuerdo” y recordó la “pésima decisión del gobierno anterior” de “tomar 45 mil millones de dólares de deuda para financiar la salida del carry trade de los fondos de inversión de Estados Unidos”.

No será la última vez que se refiera en estos términos (“La deuda es de Macri, lo vamos a recordar cada vez que sea necesario”, aclaran en su entorno) pero el cierre del capítulo al menos hasta noviembre le dará aire para dejar de tener que dar muestras recurrentes de pertenencia K y empezar a enfocarse en la búsqueda de un votante de centro y de sectores no politizados.

Entre los focus group que vieron en el comando de campaña se sorprendieron con un dato: según dicen, y a pesar de que es señalado en forma constante como el administrador de la gestión de Alberto Fernández, una porción de la sociedad no vincula a Massa con este Gobierno. A ese perfil de elector le apuntarán en el tramo final.

Algunos movimientos ya se advirtieron en la últimas horas: Massa, quien este sábado pasará por Tucumán, volvió a hablar del combate de la inseguridad, como hizo en una recorrida por Almirante Brown junto al intendente Mariano Cascallares, con quien prometió que en 180 días habrá “cámaras en todos los colectivos”. Es curioso porque tanto el ministro de Transporte, Diego Giuliano, como el de Provincia, Jorge D’Onofrio, los responsables de disponer esa medida, responden a sus órdenes desde diciembre de 2019.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS