6.4 C
Buenos Aires
InicioSociedadEl insólito motivo del ataque a una encargada en Recoleta y un...

El insólito motivo del ataque a una encargada en Recoleta y un botón de pánico por «terror»

Fue el 10 de mayo. Juliana Gómez Vera (53) recibió el llamado de otros vecinos para alertar del problema. El ascensor de servicio no funcionaba y la encargada, que lleva 13 años cumpliendo funciones en el edificio de Arenales al 1400, bajó cada uno de los diez pisos para encontrar el conflicto. Lo que no supo en ese momento es que ese desperfecto terminaría en golpiza, en una investigación judicial y con un escándalo diplomático

Esa mañana llegó a la puerta del departamento del tercer piso, donde vivía una familia «nueva» para el tradicional edificio de Recoleta. El ascensor trabado, con las puertas abiertas de par en par. Era la casa que Jessica Giovana Pinedo Quintero y Carlos Lawson compartían con sus hijos. Él llegó a Buenos Aires para trabajar en la Embajada de Panamá en Argentina como agregado de negocios y se habían mudado hacía dos meses. 

Carlos Lawson era agregado de negocios de Panamá en la Argentina. Foto La Estrella de Panamá

Carlos Lawson era agregado de negocios de Panamá en la Argentina. Foto La Estrella de Panamá
«Golpeé la puerta y abrió la hija de la pareja. Yo pensé que era más grande, la verdad, pero me dijeron que tiene 13 años. No los conocía mucho. Pero sí le avisé que la puerta del ascensor había quedado abierta y que tuvieran más cuidado porque otras personas vivían acá y todos teníamos derecho a usarlo. Era la tercera vez que pasaba lo mismo«, sostuvo.

Ese intercambio, que terminó en un llamado de atención, derivó en una brutal pelea.

Juliana es la encargada del edificio. Trabaja por la mañana, tiene un pequeño descanso y retoma sus tareas por la tarde. Así transcurrió el 11 de mayo entre quehaceres «normales».

«Al día siguiente me la crucé a esta mujer, a todos. Cada uno haciendo sus cosas. No me saludaron, pero no me llamó la atención porque hay mucha gente que a veces te saluda y otras veces no», le dijo Clarín a Juliana, recordando la previa.

Juliana tiene miedo de salir de su casa después del ataque de la mujer del agregado de negocios panameño. Foto Martín Bonetto.

Juliana tiene miedo de salir de su casa después del ataque de la mujer del agregado de negocios panameño. Foto Martín Bonetto.
Fue alrededor de las 17 que la volvió a ver. Pinedo Quintero (47) llegó en un taxi con Lawson y la increpó: «Estaba parada en la puerta y viene esta señora. Para mí lo tenía planeado. Me dijo que cometí un error al dirigirme a su hija porque era una menor de edad. Le contesté que no sabía que era menor y le pregunté:¿Si es menor por qué le deja atender la puerta?’. Ahí empezó a decirme unas barbaridades que no quiero repetir», reconstruye Juliana desde su departamento, donde sigue de licencia por las lesiones que arrastra desde aquella pelea.

«Después quedó todo así: ella entraba al edificio, yo estaba en el hall y volvió a gritarme: ‘Ahora mismo voy a subir y a dejar el ascensor abierto. Vas a tener que venir a golpearme la puerta y vas a ver con qué te vas a encontrar‘. Y ahí nomás me pegó, me tiró del pelo y me pegó«, agrega la mujer.

Del episodio se difundieron una serie de imágenes de las cámaras de seguridad en las que se ve cómo la mujer es agredida. Le tiran del pelo y le dan un golpe en la cara, por el envión cae al piso entre la puerta de ingreso al edificio y la vereda de la calle Arenales. Aturdida, el hombre intenta ayudarla a incorporarse.

«Estoy mejorando lentamente, con kinesiología. Tengo un golpe en el muslo, dos hernias en la quinta y en la sexta vértebra cervical, golpes en las piernas hasta la rodilla y se me adormece la mano. Estoy en rehabilitación, me dijo el traumatólogo que me está afectando el ciático», repasa las lesiones.

Escándalo en Recoleta: la investigación

Juliana, cuenta, llamó al 911 y cuando llegó la Policía la pareja se había ido a su departamento. «Él llamó a alguien y le dio el teléfono al Policía. Después de ahí arreglaron todo, me dijo que si quería hacer la denuncia me tenía que llevar detenida. ‘¿Vos te querés despertar en un calabozo?’ me amenazó el policía. Me hizo firmar el acta y recién ahí llamó a la ambulancia», se queja la mujer.

La portera de un edificio de Recoleta fue brutalmente agredida por la esposa de un diplomático panameño. Foto: Captura de video.

La portera de un edificio de Recoleta fue brutalmente agredida por la esposa de un diplomático panameño. Foto: Captura de video.
Después de visitar seis veces la comisaría y de contactar con un abogado, insistió en la fiscalía y fue citada a declarar.

Fuentes judiciales confirmaron a Clarín que «ambas están imputadas» y que están llevando adelante «medidas de prueba» en el marco de una causa por «lesiones leves recíprocas«.

«En un primer momento, una de las partes no quería instar la acción penal y después se arrepintió», confiaron a Clarín. Las dos fueron citadas a declarar y podrían terminar en una mediación si «se ponen de acuerdo». 

La encargada muestra en su celular cómo le quedó la pierna izquierda después del brutal ataque. Fotos Martín Bonetto.

La encargada muestra en su celular cómo le quedó la pierna izquierda después del brutal ataque. Fotos Martín Bonetto.
La causa quedó en manos de Sebastián Fedullo, de la Fiscalía de la Ciudad.

Consultada respecto de esta versión, Juliana reconoció que dio «un manotazo para defenderse» pero que ella no la golpeó. En los videos de las cámaras de seguridad que trascendieron, no se observa que Gómez Vera golpee a Pineda Quinteros ni que la agresión sea recíproca. 

«Ellos quisieron archivar la causa y la denuncia. Yo nunca accedí a eso», denunció la encargada.

Y confió: «Pedí un botón de pánico porque les tengo miedo, no los conozco, no sé de lo que son capaces. También pedí una perimetral, me siento desprotegida por las autoridades. Si sos pobre o una trabajadora, no hay Justicia en este país. No sabés lo que es para mí, es una pesadilla salir de mi casa, bajar, usar el ascensor. Tengo miedo de cruzármelos. El psiquiatra me aumentó la medicación porque les tengo terror».

La Embajada de Panamá en Argentina

A través de un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá informó que el marido de la agresora fue apartado de su cargo después del escándalo

El comunicado de la embajada de Panamá donde anuncian el retiro del agregado de negocios en la Argentina por el escándalo con la portera de un edificio en Recoleta.

El comunicado de la embajada de Panamá donde anuncian el retiro del agregado de negocios en la Argentina por el escándalo con la portera de un edificio en Recoleta.
“Este Ministerio rechaza todo acto de violencia y reafirma que la conducta de los funcionarios acreditados en el Servicio Exterior debe reflejar, en todo momento y en cada una de sus actuaciones, el respeto y la consideración que Panamá le asigna a sus relaciones con el Estado receptor donde se encuentran acreditados”, indicaron.

En el mismo sentido, se pusieron a «disposición» de la Justicia para que investigue los hechos.

La Cancillería panameña indicó que «ha tomado la decisión de retirar al diplomático acreditado en la Embajada de Panamá en Buenos Aires, así como a su familia, en vista que no existen las condiciones para mantenerlo en dicha sede».

«Quiero que se haga justicia, que los fiscales y los jueces actúen como corresponde. Que no quede impune, quiero se vayan de acá para poder volver a trabajar tranquila«, cerró Juliana.

MG – EMJ

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS