11.5 C
Buenos Aires
InicioSociedadFemicidio en Ituzaingó: cuatro denuncias previas por violencia y un asesino al...

Femicidio en Ituzaingó: cuatro denuncias previas por violencia y un asesino al acecho que nadie frenó

«Divina, alegre, buena compañera». Así la recuerda una amiga a Nancy Yanina López Gotta (41), la mujer asesinada a puñaladas por su ex pareja en el baño de su trabajo en Ituzaingó. Por el caso fue detenida su ex pareja, José Ignacio Corvalán Castillo (37), que amagó con tirarse de la terraza del centro comercial donde ocurrió el femicidio.

Nancy era mamá de dos chicos de 10 y 17 años. «Hace poco más de un año que salían, pero ella lo dejó hace cómo un mes por violento», comentó Jimena, amiga y compañera de Nancy, en diálogo con Clarín.

Pese a que Corvalán tenía una restricción perimetral desde el 30 de mayo, ya que Nancy lo había denunciado cuatro veces, cerca de las 8 de este martes asesinó a la mujer en el complejo 3 de Leloir Plaza Roof Garden, un centro comercial ubicado en Martín Fierro y Del Cielito, Parque Leloir. En el lugar funcionan oficinas comerciales y restaurantes.

El femicidio de Nancy fue el cuarto en las últimas 96 horas y el 11° registrado en julio en Argentina, según el relevamiento de la agencia Télam de casos informados por fuentes policiales y judiciales.

José Corvalán Castillo, detenido por asesinar a su ex pareja Nancy Yanina Gotta en Ituzaingó.

José Corvalán Castillo, detenido por asesinar a su ex pareja Nancy Yanina Gotta en Ituzaingó.
Nancy tenía en su foto de perfil de Facebook desde el 2020 una inscripción que decía: «Por un mundo sin violencia. Ni una menos, ni uno menos, nadie menos». En sus redes daba indicios de que quería alejarse de lo que le hacía mal y solo vincularse con lo que le sumara.

También una de sus hermanas, Gabriela Analia Lopez Gotta (47), usó las redes para compartir su dolor. «Recen por mi madre y sobrinos. Ahora nos toca unirnos más que nunca por Justicia. Nos tocó a nosotros. Vivas nos queremos», escribió. Y al igual que Nancy cambió su foto de perfil por una imagen de Ni una menos.

La víctima trabajaba en tareas administrativas en la empresa Grupo West S.A., que se dedica a la venta de heladeras y balanzas comerciales, desde hacía más de un año. Y aunque sus jefes decidieron que algunos días hiciera trabajo remoto porque conocían la situación violenta que sufría de parte de Corvalán Castillo, eso no la salvó.

Nancy, la mujer asesinada en un centro comercial de Parque Leloir.

Nancy, la mujer asesinada en un centro comercial de Parque Leloir.
Antes de ingresar a la compañía, trabajó en el Hipódromo de Palermo durante 13 años en distintas tareas. Había sido asistente de administración comercial, recibía facturas, daba atención a los proveedores, pagaba premios en efectivo y hacía el recuento de efectivo.

El femicidio

Pese a la perimetral, el asesino se detuvo. La hostigaba verbalmente, con llamados telefónicos y hasta le dejaba cartitas. «Llegó a tirarle una lata de pintura en la puerta de la casa. Le pegó en la casa adelante de los hijos. Es una vergüenza que nosotros tenemos que cuidarnos de un agresivo y de un violento”, dijo Mayra, una compañera de trabajo.

Corvalán trabaja en tareas de mantenimiento y limpieza en una casa quinta frente al complejo donde la asesinó. Por eso, sabía cómo moverse en el lugar. Se escondió en el edificio donde la víctima trabajaba para atacarla. La condujo hasta los baños y la hirió con varias puñaladas en la cabeza. 

El momento de la detención del femicida.

El momento de la detención del femicida.
«Siempre se escondía en este edificio y nosotras sabíamos de la situación. Teníamos que acompañarla a la parada del colectivo para que no se fuera sola porque él la perseguía”, agregó la compañera. 

A Nancy la encontró una empleada del complejo, Rocío Almirón (24), que escuchó gritos de una mujer. Al mismo tiempo que vio a la víctima ensangrentada en el piso, el asesino estaba en el techo del edificio intentando suicidarse. Sin embargo, la compañera de Nancy desconfía que se quisiera matar porque no se tiró.

Cuando la ambulancia de Emergencias Mi Ituzaingó (EMI) llegó al lugar, Nancy ya estaba sin vida. La mujer murió frente a los ascensores del tercer piso.

«Hay un informe preliminar de la autopsia que refiere que la muerte es a causa de la sección de las arterias carótidas, lo cual causó un shock hipovolémico», explican fuentes del Ministerio Público Fiscal de Morón en diálogo con Clarín. La mujer murió a causa de la pérdida grave de sangre que impide bombear al corazón.

La causa quedó caratulada como homicidio agravado por el vínculo. El asesino fue detenido y quienes estaban en el complejo intentaron lincharlo por el femicidio. 

Nancy había denunciado cuatro veces a su ex pero la Justicia fracasó en evitar un femicidio anunciado.

Nancy había denunciado cuatro veces a su ex pero la Justicia fracasó en evitar un femicidio anunciado.
«Todavía no se le recibió declaración al imputado pero dicho acto se llevará a cabo en las próximas horas», sostienen fuentes judiciales a cargo de la investigación. En el caso interviene la fiscal María Alejandra Bonini, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 12 de Morón, especializada en abuso sexual intrafamiliar.

La hermana, sobreviviente de una masacre

El 5 de febrero de 2017, alrededor de las 22.30, la hermana de Nancy, Cintia Noelia Lopez Gotta (45), se salvó de milagro de la masacre cometida por Diego Loscalzo en Hurlingham. No la asesinó porque se hizo pasar por muerta en medio de una balacera. 

Loscalzo atacó a su ex pareja Romina Maguna en una quinta ubicada en Cañuelas al 2000 porque ella había decidido ponerle punto final al vínculo. La mató de seis disparos.

Pero el ataque no terminó ahí. Cuando la hermana de Maguna, junto a su pareja y a otra amiga fueron a la casa (vivían en el mismo terreno), el chacal disparó contra ellos. Asesinó también a Vanesa Maguna y a Darío Díaz.

Mientras que Cintia se quedó inmóvil en el suelo para aparentar que había muerto y evitar que le siga disparando. Así se convirtió en la única sobreviviente. El asesino continuó matando al resto de la familia de su ex.

Mató a los padres de la chica, Juana Paiva y José Maguna. También le disparó en el abdomen a Mónica Lloret (embarazada de nueve meses y con fecha de cesárea al día siguiente) y a su hija Camila Maciel, quienes se salvaron. El bebé falleció en el vientre.

MG

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS