12.1 C
Buenos Aires
InicioSociedadFreno a las prepagas: cómo impactará la rebaja de las cuotas en...

Freno a las prepagas: cómo impactará la rebaja de las cuotas en el cobro de copagos por parte de los médicos

En un paso atrás en la libertad de mercado en la medicina privada, el Gobierno anunció su decisión de establecer límites para los incrementos de cuotas, y lo hizo a través de una medida que implica una baja importante respecto de los aumentos que los afiliados pagan hasta este mes.

La gestión de Javier Milei intimó a siete prepagas -Galeno, Hospital Británico, Hospital Alemán, Medifé, Swiss Medical, Omint y OSDE- a que retrotraigan las cuotas al valor de lo que cobraban en diciembre y a que recalculen el costo ajustándolo por inflación.

Del lado de los médicos, que días antes desde diferentes gremios y asociaciones denunciaban que sus sueldos no crecieron a la escala de lo que las prepagas y obras sociales les aumentaron a los afiliados, ahora hablan de un efecto colateral de la vuelta atrás oficial. Uno que, en definitiva, podría afectar a los pacientes. Y que es el problema del cobro de copagos.

Es que el freno también será para los aumentos a los profesionales de salud, como confirmaron fuentes del sector a este diario, producto de no poder subir “a gusto” el costo por tener una cobertura u otra.

Aseguran que la consecuencia será que cada vez habrá que abonar más y mayores copagos para atenderse con especialistas que figuren en la cartilla, y que se profundizará el giro hacia atender “sólo particular”.

Relación médico-paciente. Foto Shutterstock.Relación médico-paciente. Foto Shutterstock.“Las prepagas aumentaron el 140% desde diciembre y los médicos recibimos aproximadamente un 30% más en nuestros honorarios. Además, el pago no es inmediato, las prestaciones se cobran a 30 o 60 días. Ahí tenemos otra vez entre el 10% y el 15% de pérdida por inflación en el desfasaje”, explica Victor Baldassini, oftalmólogo integrante del Consejo Directivo de la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA).

Jorge Iapichino, cirujano general y miembro de esa confederación, reafirma que el aumento promedio a nivel nacional para los médicos en 2023 “no superó el 100%, cuando la inflación fue más del doble».

El promedio de aumento a médicos, de enero hasta ahora, marca Iapichino, “en algunos casos fue del 20% y en otros del 35%”. ¿De qué depende la diferencia? “No de la especialidad…depende del lugar donde se ejerza en Argentina. El país es como si fueran varios países”, compara.

En el sur se paga mejor por consulta que en el norte, entre las provincias con honorarios médicos más bajos, y que en la Ciudad de Buenos Aires. “Porque hay más cantidad de médicos y hay más oferta de especialistas”, explica.

El sector privado, en general, paga por consulta entre $7.000 y $8.000, cuando el llamado “valor ético profesional” (el nombre con el que el año pasado los médicos justificaron el copago o cobro extra a los afiliados) es de entre $ 15.000 y $ 16.000.

“Los honorarios médicos aumentaron 236% desde marzo 2023 a marzo 2024. Obviamente, si no hay aumentos de cuota (o sólo por IPC, que es el Índice de Precios al Consumidor), la situación va a acompañar (no habrá aumentos ‘por encima’ a los profesionales). La prioridad durante todo este tiempo fue recomponer el honorario médico y se restringirá a lo que dicte la ley”, según pudo saber Clarín en el caso de OSDE.

Los prestadores recibieron un aumento en sus honorarios, pero menores a la suba que tuvieron las prepagas. Foto: Shutterstock.Los prestadores recibieron un aumento en sus honorarios, pero menores a la suba que tuvieron las prepagas. Foto: Shutterstock.De diciembre a marzo, esa prepaga, de las que mejor paga por figurar en la cartilla y también una de las más costosas, “aumentó 71,88% a sus prestadores directos”, que son los especialistas particulares que atienden en sus consultorios y que tienen contrato directo con OSDE.

Fue una olla a presión, cuando el Gobierno permitió los aumentos de las cuotas de las prepagas sin la autorización de la Superintendencia de Servicios de Salud, los valores se dispararon. Esas subas acompañaron lo que cuestan hoy los insumos (la gran queja de la medicina prepaga), pero no coincidieron con los incrementos de los honorarios profesionales», dice a Clarín Jorge Coronel, presidente COMRA.

En cierta manera, describe, el nuevo cambio «es una mala noticia para los médicos», porque refuerza «la justificación de las obras sociales y las prepagas de no poder aumentar lo que pagan por consulta”,

Sobre todo en el sur de país, dice Coronel, “algunas prepagas subieron hasta el 40% los honorarios desde diciembre”. Por eso, insiste, “la negociación tiene que seguir, para que los afiliados no vuelvan a cargar con el costo de lo que la medicina prepaga no les paga a los médicos”.

Mientras que del lado de los profesionales de salud hablan de un promedio de cobro recién a los 45 días después de realizada la consulta médica, desde la Unión Argentina de Salud (UAS), en cambio, aseguran a este diario que no sólo se está recomponiendo el salario médico sino que incluso desde enero “se está acortando el tiempo de pago”.

También confirman que el freno en los aumentos “a medida”, que fue una resolución de la Secretaría de Comercio en base a un dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), repercutirá también en un freno a la actualización de los honorarios médicos.

El cambio del cambio

La decisión oficial la dio a conocer el vocero presidencial, Manuel Adorni, y precisó el miércoles que «por disposición del Ministerio de Economía un grupo de empresas de medicina privada, que representa casi el 75% de los afiliados, van a retrotraer el valor de sus cuotas a diciembre de 2023, ajustada por IPC a partir de allí».

En cuatro meses, entonces, el Gobierno pasó de permitir por decreto de necesidad y urgencia la libertad total para que las prepagas y obras sociales aumenten sus cuotas, a imponer topes a las subas y hasta ordenar bajar los precios de las facturas que llegan hoy.

Al nivel de las prestaciones del servicio de salud que tienen que ver, por ejemplo, con la realización de tratamientos odontológicos, análisis clínicos o estudios por imágenes, también se daría lugar a que se naturalice exigir un cobro extra por cada práctica, o que el prestador decida suspender la atención según determinado plan de determinada prepaga.

Técnicamente, las clínicas, los centros de análisis clínicos y de diagnóstico por imágenes, son los prestadores jurídicos, que contratan a sus especialistas y que tienen sus propios acuerdos entre ellos, lo que complejiza aún más hablar de generalidades respecto a qué porcentaje del incremento de las cuotas a los afiliados llegó al pago de los médicos.

PS

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS