6.4 C
Buenos Aires
InicioTecnologíaMurió Kevin Mitnick, referente de la seguridad informática y hacker perseguido por...

Murió Kevin Mitnick, referente de la seguridad informática y hacker perseguido por el FBI

Fue uno de los primeros especialistas del área que fue encarcelado por las autoridades en EE.UU., lo habían señalado por sus habilidades para la ingeniería social.

20 de julio 2023, 18:50hs

Mitnick se burló desde los colectivos de su ciudad hasta de grandes corporaciones; aseguró que nunca se llevó dinero ajeno y que su único impulso fue el conocimiento. (Foto: AP/Damian Dovarganes)

Mitnick se burló desde los colectivos de su ciudad hasta de grandes corporaciones; aseguró que nunca se llevó dinero ajeno y que su único impulso fue el conocimiento. (Foto: AP/Damian Dovarganes)

Kevin Mitnick, uno de los hackers más famosos de la historia, murió esta semana a los 59 años. De acuerdo a los informes, falleció tras luchar contra un cáncer de páncreas. Perseguido por las autoridades estadounidenses en los 90′s y luego encarcelado, el hombre nacido en 1963, en California, deja una huella imborrable en el ámbito de la seguridad informática.

Kevin Mitnick: la historia del “hacker más buscado”

La vida de Mitnick tuvo episodios dignos de una película hollywoodense. Aficionado a la radiofonía desde su infancia, fue la mente detrás de ataques sorprendentes, prisionero sin nunca haber empuñado un arma, y luego reivindicado por sus habilidades. Él aseguró que nunca se llevó dinero ajeno y que su único impulso fue la acumulación de conocimiento. Aun así, pasó ocho meses en confinamiento solitario.

¿Querés recibir más noticias de Tecno?

Suscribite acáDesde muy joven, apeló a su astucia para engañar y conseguir beneficios. En Un fantasma en el sistema, una autobiografía publicada en 2011, contó que viajaba en el transporte público californiano sin pagar. Había descifrado la forma en que se perforan los boletos según el día de la semana, luego compró una máquina para hacer los orificios y se burló del sistema. Fue, quizá, la primera vez que lo hizo.

Mitnick pasó largos años en prisión tras una intensa búsqueda del FBI. (Foto: Wikimedia)

Mitnick pasó largos años en prisión tras una intensa búsqueda del FBI. (Foto: Wikimedia)

Otro dato interesante en su vida nos lleva a sus 16 años, cuando vulneró la red informática escolar donde se almacenaban las notas de los exámenes. No las cambió ni presumió frente a sus compañeros: dijo que lo hizo para conocer cómo funcionaba el sistema.

Ya en la adultez y lejos de ese fraude inocente, fiscales en Estados Unidos dijeron que Mitnick era capaz de “iniciar una guerra nuclear simplemente silbando en un teléfono”. En 1995, fue capturado por el FBI y pasó cerca de cinco años tras las rejas, incluyendo ocho meses en una celda de aislamiento.

Leé también: La historia de John Draper, el primer “hacker malo” que engañó a los poderosos con un silbato de juguete

Tal como señalamos anteriormente en TN Tecno, en un repaso sobre la vida de Mitnick, su poder fue la astucia más que los ardides demasiado técnicos. Sus habilidades como hacker avanzaron con manipulaciones a personas, en desmedro de las intrusiones basadas en ataques profundos. “A esa capacidad se la llama ingeniería social: un ejemplo clásico es un correo (o un timbrazo, en casa) de alguien que se hace pasar por un representante de una empresa para llevarse, por caso, información de otro modo inaccesible”, señalábamos.

Mitnick era hábil para encontrar brechas. “Es un truco que he descubierto que funciona muy a menudo. Si se pide información confidencial, la gente sospecha de inmediato. Al fingir que ya tenés esa información y decís algo que está mal, la gente suele corregirte y te recompensa con la información que estabas buscando”, reveló en una ocasión.

¿Cuáles fueron los ataques más famosos de Mitnick?

Una de las intrusiones informáticas más recordadas en su historial es la que apuntó a The Ark, un sistema operativo de la empresa DEC. Mitnick consiguió acceso al software en pocos minutos, haciéndose pasar por uno de los desarrolladores y solicitando un restablecimiento de la contraseña.

«A pesar del mito creado por los medios, no soy un hacker malicioso», dijo Mitnick. (Foto: AP)

Otro golpe suyo fue famoso y bautizado como “el ataque Mitnick”. Fue un ardid para secuestrar sesiones en Internet que le permitió acceder, entre otros equipos, a la computadora personal de Tsutomu Shimomura, físico y también experto en seguridad informática. El californiano además vulneró los sistemas de Solari y de Motorola, entre otros hackeos recordados.

Leé también: El hacker más famoso del mundo contó los secretos de sus actividades prohibidas

En su recorrido también figura el espionaje a llamadas de agentes del FBI, incluso a conversaciones sobre la investigación que más tarde lo llevó a prisión. Se supo que diseñó un sistema de alertas cada vez que se organizaban redadas, en los intentos por sacarlo de la clandestinidad, cuando huía.

La persecución del FBI a Mitnick duró más de dos años. Cuando fue capturado, no intentó escapar. Las autoridades encontraron celulares clonados, computadoras con programas especializados e identificaciones adulteradas.

Mitnick, un hacker querido por el público

“A pesar del mito creado por los medios, no soy un hacker malicioso. Lo que hice ni siquiera era ilegal cuando empecé, pero se convirtió en un delito cuando se aprobaron nuevas leyes. Seguí haciéndolo y fui capturado. La forma en la que me trató el gobierno no se basó en mis delitos, sino en convertirme en un ejemplo”, comentó en una ocasión.

Kevin Mitnick, uno de los mayores expertos en ingeniería social. (Foto: Flickr/Campus Party México)

Kevin Mitnick, uno de los mayores expertos en ingeniería social. (Foto: Flickr/Campus Party México)

Luego de su protagonismo en la escena pública, Mitnick se convirtió en un referente para los hackers. Durante los años de encierro, una revista de informática lideró la campaña “Free Kevin”, que pidió su liberación. Más tarde, el documental Freedom Downtime contó cómo un periodista de The New York Times, John Markoff, colaboró con el FBI para su captura, luego de difamarlo.

No son muchos los hackers han tenido la suerte de pasar de villanos a héroes. En una entrevista con la publicación El Mundo, Mitnick aseguró que nunca robó dinero, que podría haber pasado sus días en las playas más paradisíacas, pero que “la consciencia se lo impidió”.

“Lo que me impulsaba a hacer lo que hacía era la euforia del descubrimiento científico, el placer que se experimenta cuando se resuelve un problema matemático difícil”, dijo quien al salir de la cárcel se dedicó a la consultoría informática y a brindar conferencias. El hacker, uno de los más célebres entre los suyos, fue liberado en el año 2000. Cruel castigo, le impidieron usar cualquier dispositivo tecnológico durante tres años.

Leé también: Un hacker instaló ChatGPT en una computadora de 1993 con Windows 3.1: los increíbles resultados

Para los interesados en la vida de Mitnick, en la novela Takedown de 1996, los mencionados Markoff y Shimomura cuentan su versión de los hechos. Hay más: esta figura de la seguridad informática escribió, además de Un fantasma en el sistema, los libros El arte del engaño, El arte de la intrusión y El arte de la invisibilidad.

Según se indica en su obituario, la esposa de Mitnick, Kimberley, está embarazada de su primer hijo. “Kevin estaba extasiado con este nuevo capítulo de su vida, que ahora se ha interrumpido lamentablemente”, se lee.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS